Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

viernes, 29 de enero de 2016

Beiegu (1.193) desde Jaurrieta.

Duración.- 2 horas y 28 minutos.
Desnivel acumulado.- 265 metros.

Beiegu es una montaña situada en las estimaciones de la Sierra de Areta. El paseo que proponemos comienza en la localidad de Jaurrieta. Desde la parte superior del pueblo sale una pista que cogemos, siguiendo marcas verdes y blancas, que nos va a llevar hasta una pequeña senda que nos conducirá directamente hasta la cima de la montaña. A lo largo del paseo obtenemos unas bonitas vistas de esta parte de los Pirineos.

Incendio de Jaurrieta.

En el verano de 1.880 Jaurrieta sufrió el mayor de los desastres de su larga historia. Un incendio asoló por completo la totalidad de las casas que configuraban la localidad y sólo seis viviendas lograron salvarse de las llamas. Parece ser que el fuego comenzó al arder un papel o una madera. Por aquel entonces las viviendas tenían los tejados compuestos por tablas de madera y los graneros, al ser verano, repletos de paja para el ganado. Lo cierto es que las llamas se extendieron rápidamente, saltando de casa en casa, devorando todo lo que encontraban a su alcance. Una vez sofocado el incendio el panorama era desolador y todo hacía presagiar, después de siglos de antigüedad , el final de la existencia de Jaurrieta.

Pero los vecinos de la localidad, lejos de venirse abajo, iniciaron la reconstrucción del pueblo. Animosos, se pusieron manos a la obra pero al poco se dieron cuenta que necesitaban urgente ayuda económica para semejante empresa. Recibieron rápidamente ayuda de todos los pueblos tanto del valle del Roncal como del valle de Salazar. No era suficiente. Entonces emergió la figura de un roncalés que estaba por aquellos años triunfando por el mundo. No es otro que Julián Gayarre. Rápidamente Gayarre, al ser conocedor de semejante tragedia, se puso en contacto con otros ilustres músicos navarros de reconocido renombre, como Pablo Sarasate,  Juan María Guelbenzu, Emilio Arrieta y Dámaso Zabalza con el fin de realizar un concierto en San Sebastian cuyos beneficios, junto con los propios honorarios de los músicos, fueran para ayudar a los vecinos de Jaurrieta. Esta aportación fue decisiva, imaginémonos por un momento el volumen de dinero que podían cobrar semejante celebridades, e hizo que el proyecto de reconstrucción del pueblo saliera adelante suponiendo un gran ejemplo de solidaridad.

Por eso cada vez que se baila esa danza original de Jaurrieta denominada "Axuri Beltza" una sensación de emoción aflora en recuerdo de aquellas personas que no se vinieron abajo y con el sudor de su frente construyeron lo que el fuego había devastado.


Axuri Beltza.

Se denomina así a a la danza cuyo origen tiene lugar en la localidad de Jaurrieta. Tiene la peculiaridad que es una de las escasas danzas cantadas que han perdurado hasta nuestros días. Las mujeres que la interpretan van engalanadas con vestidos negros que portan vistosos elementos ornamentales. 

Acompañada de dos acordeones, esta danza se baila el día de la patrona de la Virgen Blanca, el 15 de agosto, tanto en la romería que se celebra en la ermita como a la bajada en la plaza del pueblo. La forma de bailarla consiste en hacer un corro y girar en sentido contrario al movimiento de las agujas del reloj. La letra de la canción, tanto en euskera como en castellano, dice:


EuskaraCastellano
Axuri BeltzaEl Cordero Negro
Axuri beltza ona dut bainan
xuria berriz hobea,dantzan ikasi nahi duen horreknere oinetara begira.
Rai ta rai...
Zertan ari haiz bakar dantzatzenagertzen gorputz erdia?Su ilun horrek argitzen badik,agiriko haiz guzia.
El cordero negro es bueno,
pero el blanco mejor,el que quiera aprender a bailarque mire mis pies.
Rai ta rai...
¿Qué haces bailando solo asomando medio cuerpo?Si ese fuego oscuro te ilumina aparecerás entero.



Cogemos esta pista desde la parte alta de la localidad de Jaurrieta...
... al que rodea por su parte superior.
Reflejos.
Panorámica del monte Berrendi...
... en una fría mañana.
Los Pirineos...
...  sobresalen por encima de las nieblas del valle.
Aún encontramos vestigios de la última nevada...
... mientras paseamos por encima de las casas del pueblo de Jaurrieta cubiertas bajo una leve bruma.
Monte Ori, delante de él contemplamos Abodi.
La pista se hace cada vez más pequeña...
... lo que nos permite observar mejor los pequeños detalles...
... y la vegetación nos envuelve con su colorido.
Vista amplia...
... y detalle de los montes Anie y Mesa a su izquierda.
Zoom al Petretxema, Acherito y Chinebral.
Después de contemplar al detalle las montañas de los Pirineos...
... paseamos por una pista herbosa...
... que nos lleva entre prados...
... hasta llegar a un mirador natural...
... con vistas al valle de Salazar.
Desde el mirador, un pequeño sendero...
... en el cual nos encontramos alguna que otra sorpresa para la época del año en la que nos encontramos...
... nos va a conducir...
... directamente...
... hasta la cima del monte Beiegu, la cual vemos a lo lejos.
Ori.
Anie.
Mesa de los tres Reyes.
Petrechema, Acherito y Chinebral.
Alanos.
Bisaurin.
Detalle de la zona cimera...
... con el cairn que señala el punto más alto.
¡En invierno a 1.193 metros de altura!
Desde la cima las vistas son muy limitadas.
Fotos desde el cairn.

Emprendemos el regreso...
... atravesando un frondoso bosque mixto...
... con ejemplares de haya...
... mezclados con pinos.
Nada más salir del bosque...
... volvemos a coger la pista...
... que nos lleva directamente de retorno a la localidad de Jaurrieta...
... donde nos encontramos con la iglesia de San Salvador de estilo gótico

miércoles, 27 de enero de 2016

Santa Cilia (778 metros) desde los Altos de Aibar.

Duración.- 1 hora y 29 minutos.
Desnivel acumulado.- 194 metros.


Cañada de los Salacencos.

Representa el trayecto que desde hace 500 años, tal y como promulgó Juan de Labrit, siguen los pastores del Valle de Salazar hacia mediados del mes de septiembre para conducir sus rebaños a las Bardenas Reales de Navarra en las estaciones en las que los pastizales de la sierra se cubren con un manto de nieve impidiendo que los rebaños pasten y por lo tanto se alimenten debidamente.
En las Bardenas en cambio en invierno siempre hay hierba y se encuentra salpicada por pequeñas balsas donde abunda el agua hasta bien entrada la primavera. Así pues, podemos decir que las llanuras bardeneras son el lugar idóneo para trasladar el ganado.El inicio de las transhumancia se produce los últimos días de septiembre, antes de que las ovejas comiencen a parir a sus corderos. La parte inicial parte desde dos puntos distintos. El primero atraviesa Salazar, pasa por Adoáin y llega a Lumbier, el segundo empieza en el portillo de Areta y llega hasta Lumbier.

Al llegar a Cáseda la cañada de los salacencos se une a la de los roncaleses camino a su destino final representado el 18 de septiembre, día en el que se oficializa la entrada del ganado en tierras bardeneras. Una vez asentado el ganado, los pastores comparten una serie de bordas que se hallan situadas cercanas a las balsas en donde pasaran meses hasta que llegue el momento de hacer el trayecto al revés. Y así lo hacían hasta mediados de noviembre donde, una vez apurados los pastos bardeneros, los rebaños eran trasladados a los pastos aragoneses de Cabañas del Ebro, a traves de la cañada de Tauste, con el fin de alimentarse de los sotos de la vega y de los campos de remolacha.

Para finalizar indicaremos que el motivo de tal migración fue motivado por unas ordenanzas cuyo fin era proteger a los agricultores respecto a los ganaderos. Cabe reseñar que en aquellos tiempos los ganaderos disponían de privilegios respecto a los agricultores por parte de los "señores".





Salimos desde los denominados altos de Aibar...
... por esta senda bien marcada...
... y mejor señalizada...
... mientras ascendemos por encima de las nieblas...
... y observamos las siempre presentes siluetas de los Pirineos...
... y la silueta del monte Arangoiti...
... bajo un bonito cielo con nubes.
Reflejo.
Detalle...
... de una densa vegetación...
... presente junto al cairn cimero.
Las vistas son muy limitadas desde la cima...
... así que comenzamos el descenso por este pinar...
... que nos va a conducir...
... hasta la "Cañada de los Salacencos"...
... por la cual paseamos de la misma manera que lo han hecho durante más de 500 años los rebaños...
... camino de las tierras bardeneras.
A lo largo de nuestro paseo, decidimos acercarnos...
... hasta el camino de Santiago que viene de tierras Aragonesas y que se junta con el que proviene de Roncesvalles en la localidad de Puente la Reina.
Detalle.
Ya sólo nos queda pasear, camino de vuelta, bajo la atenta mirada...
... de este "herrerillo común", que posado sobre unas ramas...
... contempla los campos de cereal de la zona...
... en donde el cereal de invierno presenta esta imagen.
Pasamos por este tunel, siguiendo el trayecto marcado por el Camino de Santiago...
... para llegar de nuevo a los altos de Aibar.