Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

lunes, 27 de octubre de 2014

Monte Argurutz, ermita de Arnotegi y Obanos desde Puente la Reina.

Duración.- 3 horas.
Desnivel acumulado.- 252 metros.

Misterio de Obanos: Narra la historia de Felicia de Aquitania y de su hermano Guillermo. Todo comienza cuando Felicia, a instancias de su padre, fue obligada a contraer matrimonio en una boda que no era de su agrado. A fin de dilatar la celebración, Felicia decidió peregrinar a Santiago. Sin embargo, tras culminar dicha peregrinación, optó por no volver a palacio con el fin de evitar la boda.

Así que se dirigió al señorío de Amocain, sito en el valle de Egües, con el fin de entrar en el servicio del señorío. Cuenta la tradición que lejos de la ostentosa vida que tenía de la corte de Aquitania, Felicia dedicó su estancia en el señorío a trabajar y a rezar al servicio de los más necesitados.

Su padre, preocupado por la tardanza del regreso de su amada hija, mandó a su hijo Guillén en su busca y la encontró trabajando a servicio de los demás. La cólera del príncipe hizo que se volviera loco, y en ese estado de enajenación mental clavó una daga en el corazón de su hermana.
El cuerpo de Felicia fue enterrado en el Señorío de Amocain, pero una mañana vieron como en lo que era su sepultura había florecido un clavel blanco a la altura en donde estaba situada la herida que le había causado la muerte. Esto se entendió como un milagro y su cuerpo fue sepultado en un arca de roble que posteriormente desapareció de la iglesia y fue encontrada en el campo. Se había vuelto tan pesada que tuvo que ser puesta encima de una mula para que ésta, designada por Dios, eligiera el lugar en donde debería descansar el cuerpo. El animal cayó exhausto a la altura de la iglesia de San Pablo así que en este lugar descansa el cuerpo incorrupto de Felicia. Dice la tradición que si se pasa un pañuelo sobre su tumba estarás libre de males de garganta.
Guillermo, por su parte, dedicó el resto de sus días a la oración y a la penitencia en la ermita de Nuestra Señora de Arnotegi, atendiendo a los pobres y asistiendo a los peregrinos. 
Según la tradición popular Guillén fue martirizado en la subida del camino que lleva a la ermita de Arnotegi, existiendo, en dicho sitio, una lápida que así lo indica. Todavía hoy se conservan varios huesos que se le atribuyen. Entre ellos destaca un cráneo que, revestido de plata, se utiliza para bendecir vino en una fiesta religiosa anual. Antiguamente el vino tocaba el propio cráneo pero a finales del siglo XX se protegió para que no tuvieran contacto aún atravesándolo.






Empezamos nuestro paseo a la altura de uno de los elementos arquitectónicos que caracterizan a la localidad de Puente la Reina, precisamente su puente románico...
... bajo cuyos arcos fluyen las aguas del río Arga. Este puente fue construido en el S,XI con el fin de facilitar el tránsito de peregrinos en su peregrinación hacia Santiago de Compostela. Hay dudas históricas si fue mandado construir o por doña Mayor, esposa de Sancho el Mayor, o por doña Estefanía, esposa de García de Nájera.
Este puente es catalogado como uno de los puentes románicos más bonitos y espectaculares de la ruta jacobea.
Imagen de uno de los dos torreones, en la actualidad sólo queda éste, que está situado en uno de los extremos del puente.
Llama la atención la longitud del puente...
... ya que alcanza los 110 metros y posee una anchura de 4. Viendo esta imagen cuesta pensar en la cantidad de peregrinos que a lo largo de la historia han pasado por encima de estas piedras.
Imagen del río Arga desde el punto más alto del puente.
Como vemos en esta fotografía cuenta con seis arcos de medio punto, hay un sétimo que está bajo tierra. También podemos apreciar como sobre cada uno de los tajamares o respiraderos se abren arquitos que sirven para aligerar el peso además de ser un aliviadero para las riadas.
Detalle de los arquitos del puente.
Reflejo.
Siguiendo con nuestro paseo, a los pocos metros nos encontramos con este otro puente sobre el río Robo metros antes de su desembocadura en el río Arga.
Desembocadura.
Puente.
Ya abandonamos Puente camino de nuestro destino de hoy al que vemos en esta fotografía. Como se puede apreciar el desnivel que tenemos que ascender es muy pequeño.
Para ello cogeremos esta pista...
... que se encuentra "adornada" por estos motivos florares...
... hasta llegar al collado...
... desde donde contemplamos esta estampa de Puente la Reina...
... del monte Argurutz...
... del monte Ekoien...
... y de Sarbil/Peña de Etxauri a la derecha de la fotografía así como del monte Esparatz a la izquierda de éste.
Ya nos falta menos...
... para llegar a la ruinas del fuerte Carlista que nos anuncia...
... la cima del monte Argurutz. Imagen de Larraga desde la cima.
Fotografía que recoge el estado en el que se encuentra el fuerte utilizado durante las guerras carlistas. Se trata del fuerte cristino Infanta Isabel...
... hacia donde se suponen que apuntan las troneras situadas en la Calle del Crucifijo.
Una vez realizadas las fotografías de rigor, emprendemos nuestro paseo bajo las ruinas del castillo...
... contemplando estas vistas de la Sierra de Alaitz y de la Peña de Unzué a su derecha...
... antes de dirigirnos a la ermita de Arnotegi a la que vemos en esta fotografía. Al fondo observamos la cima del monte Aitzkibel en la Sierra del Perdón.
Ermita sobre la población de Obanos.
Puente la Reina.
Ermita de Arnotegi...
... desde cuyos muros se puede contemplar la población de Puente al atardecer.
Dentro de la ermita, el ermitaño que la custodia nos invita a pasar para contemplar unos murales que ilustran lo que se conoce como el "Misterio de Obanos". En el de la izquierda se puede contemplar a un orgulloso Guillermo dirigiendo sus tropas, en el de la derecha lo vemos penitente tras haber asesinado a su propia hermana Felicia...
... y en este último arrodillado, pidiendo clemencia, ante la autoridad eclesiástica de Obanos.
Abandonamos la ermita camino...
... del punto exacto en el cual fue martirizado Guillermo por tropas musulmanas.

Como penúltimo destino de la ruta de hoy, divisamos la localidad de Obanos...
... a donde nos dirigimos atravesando estos campos.
Iglesia de San Juan Bautista. Esta iglesia fue construida en 1.912 sustituyendo a la antigua. De ésta sólo perduran los arcos del pórtico y la torre. Tendremos que decir que el estilo de construcción es neogótico y que se caracteriza por poseer una nave y un ábside contrafuertes. En su interior se custodia el cráneo del santo Guillermo.
Pórtico de entrada fechado en el S. XIV.
Detalle.
Conjunto monumental.
Arnotegi desde Obanos.
Ermita de San Salvador. En pleno recorrido del Camino de Santiago simboliza el punto en donde se unen los dos ramales de éste. Por un lado el que viene desde Somport y por otro el que viene desde Roncesvalles. Esta ermita consta de una sola nave, con tres tramos, y una cabecera.
Abandonamos la localidad de Obanos, rumbo de nuevo a Puente la Reina, paseando entre viñedos...
... y huertas...
... mientras el sol se esconde detrás de las montañas.
Luces del atardecer.
Iglesia del Crucifijo, a la entrada a Puente la Reina, es una iglesia medieval que en un principio perteneció a los templarios para posteriormente pasar a manos de los hospitalarios de San Juan. Cabe destacar que esta iglesia posee dos naves, una de ellas es de estilo románico de finales del S. XII y la otra es de estilo gótico y data del S.XIV. En su interior guarda una talla gótica de Cristo crucificado en una cruz oblicua (pata de oca) que probablemente date del S.XIV y que es originaria de la región alemana de Renania.
Una vez hemos llegado de nuevo a Puente visitamos la espléndida iglesia de Santiago. Su portada tardorománica, conservada del templo original construido en el S.XIII es abocinada y consta de seis arquivoltas de medio punto que reposan sober cinco pares de columnas.

La actual iglesia, construida a mediados del S.XVI, posee una planta de cruz latina con una nave de dos tramos, cabecera poligonal y que posee cuatro capillas que se encuentran abiertas a la nave. La bóveda de de crucería estrellada.
Detalle la decoración de cabezas humanas del pórtico principal. 
Detalle del arco interior lobulado de influencia morisca.
Talla de madera del apóstol Santiago, también llamado Santiago "beltza". Toma este apodo porque antes de ser restaurado tenía la cara negra. Es una talla gótica que data del S.XIV y que destaca por el tratamiento que el autor hizo de su barba ondulada.
Torre-campanario de planta octogonal que se alza sobre un atrio de verja que posee unos pilares coronados por jarrones. Este conjunto fue proyectado por Ventura Rodriguez.

Panorámica de Argurutz y Arnotegi desde el Camino de Santiago en la localidad de Obanos.